más    
 
Martes 25 de Noviembre
Edición:
GLOBAL

Cambiar
Paralelo32.com.ar | El semanario de la región
Entre Ríos, Argentina
                Seguinos
 
Mangrullo

18 de Noviembre de 2014

Mangrullo 15 noviembre 2014

Por Egidio Luis Jacobi


  Compartir        Imprimir       Enviar Tamaño de letra    


¡Que vuelvan Mónica y César!           

** Es jueves, pasado el mediodía, y uno, que trató de ver qué se dice acerca del país y el mundo en televisión, se encuentra en C5N con Pablo Dugan y un tal Gringo Cingolani hablando durante unos 5 minutos sobre los mocasines azules del segundo. Cuando el tema ya no da para más, todavía Dugan le saca un zapato a Cingolani para mostrar sus detalles en cámara… Interviene el panel. La pavada continúa.

** ¿Esto es lo que pasa en el mundo? Por cierto que no, en todo caso es lo que le pasa al mundo de Cristóbal López que compró ese canal y Radio 10 como ofrenda de amor a Cristina. En todo caso es lo que le sucede a una parte de nuestros comunicadores sociales estrellas que, ante el asombroso resultado que le dio esta fórmula a Tinelli, por intentar lo mismo han caído en un boludeo profundo del que les cuesta salir. Algunos están para informar, pero tratan de entretener, distraer, negar realidades, subestimar a los argentinos que se toman ese horario para saber qué más hay, después de haber leído los diarios, a los que se desacredita desde el poder cuando no se los puede controlar.

** Nos están reformando hasta el Código Penal para poner 1.600 fiscales kirchneristas que les cuiden la retirada a partir de 2015 y algunos informativistas juegan a ser Jorge Ginsburg (que descanse en paz el gran maestro del humor).

Está bien que lo haga Tinelli, Mariana Fabbiani, Beto Casella, porque nos tienen avisados que son conductores de programas de entretenimiento que incursionan en la noticia, pero a la hora de los informativos, queremos que nos den información clara y consistente en el menor tiempo posible.

La fórmula del éxito              

** Y así se nos escurre un año más como nieve bajo el sol de noviembre, con algún Fabián Doman que planea conducir un programa propio tipo ómnibus y va por la estrategia de divorciarse de su también mediática esposa, armando un tiroteo verbal que los haga más famosos. Le sirvió de lanzamiento. Al poco tiempo estuvo lo suficientemente promocionado para el programa propio. ¿Cuántos conocían el nombre de Doman antes de su divorcio de apariencia escandalosa?

** Con algún candidato político como Insaurralde, para quien la intención de voto de la gente ha crecido exponencialmente desde que apareció con la bella Cirio en lo de Tinelli. Los porteños lo votarán para gobernador porque es más simpático que el Oso Arturo.

Y como la fórmula le dio buen resultado según confirman las encuestas y sin que hubiera hablado de un plan de gobierno en los medios (en la legislatura tampoco habló hasta ahora), lo imitó Martín Redrado, pero le fue mal. Dramático. Su jefe político (Massa) le dijo públicamente a Redrado que deje de mirar su bragueta y piense en cómo resolver la inflación cuando sean gobierno. Muy finos ellos.

** Hay un tal Sanz con pretensiones de candidatearse a la presidencia. Apenas si los más allegados se aprendieron su apellido y para colmo su cara no vende. El hombre no tendrá chance alguna si no pone algunas fichas en el tablero farandulesco. Hoy por hoy le vendría bien proponerle matrimonio a Lizi Tagliani. De inmediato te invita Tinelli a bailar, te hace famoso en una semana y sale más barato que contratarlo a Duda Mendonca (costoso asesor de imagen del mundo político).

Es la nueva estética de la política, y es un reflejo de la sociedad actual.

Y se lo montó nomás            

** Nunca la noticia superadora tiene el mismo impacto de la noticia fundacional. Para saber esto no hace falta leer ningún tratado de nada, basta con haber vivido algunas décadas.

Hay proezas logradas por la raza humana que paralizaron el mundo cuando se habló de ellas, y otras que las superaron y sin embargo la humanidad continuó su marcha rutinaria procesando la noticia como algo que era obvio que ocurriera. El primer trasplante de corazón de un hombre a otro fue una noticia bomba y el paciente vivió solo 18 días. Posteriormente, el primer trasplante múltiple sonó como a noticia sabida o repetida.

** El mundo se maravilló cuando la primera cápsula tripulada por Yuri Gagarin salió a la estratósfera para girar a enorme velocidad alrededor del globo. Una década después se produjo el segundo gran salto aeroespacial; el mundo entero contuvo la respiración cuando un hombre pisó la Luna, y por un par de días no se habló de otra cosa. Esta semana se dio el tercer gran salto cuando la tecnología terrestre se prendió a la superficie de un cometa como una garrapata, pero algunos canales dedicaron a esa noticia menos tiempo que al porteño tarado que unos días antes había disparado unos balazos al aire desde su balcón sin lastimar a nadie. Y tampoco parece haber sido la conversación predilecta de millones de argentinos.

** No sabemos qué pasó en el resto del mundo, pero en este confín del continente se nota demasiado cuando algo marca alto en el rating minuto a minuto. Si esta novedad de la sonda Philae enviada desde nuestro planeta, que se posó sobre un cometa, no fue repetida una y otra vez en nuestra televisión nacional, es porque “no mide”. El pueblo argentino prefiere clavar el control remoto en algún canal que se ocupa -sin límites de tiempo- de la desaparición de un empresario, por ejemplo, o del crimen de una joven chilena, sobre los que no hay nada nuevo para decir pero hay que seguir diciendo porque el rating lo pide.

** ¿Es “la noticia deseada” sobre la cual nos ilustró Miguel Wiñazky? No. El libro publicado con aquel título nos instruye sobre lo que el gran público desea creer. Lo que el gran público desea saber es otra cosa y se mide por el rating de la televisión y con mayor exactitud aún en las páginas web por la participación de los lectores y su elección de la noticia (Google Analytics).

Hablemos de ese asunto                   

** La razón por la que en un canal se habla durante horas sobre una muerte o un asalto, no es por libre elección de su Jefe de Noticias sino de nosotros los televidentes. Los editores solo miden y tratan de satisfacer la demanda. Si la porquería que ponen al aire tiene rating; si mide bien en el minuto a minuto; ellos saben que eso es lo que deseamos ver y escuchar… y hacen nuestra voluntad, porque después de todo tienen que ganar la competencia del rating para facturar mejor.

** Parece ser, en consecuencia, que un sujeto que aparece en la pantalla para explicarnos cómo fue que la raza humana (esa creación de Dios -para los creyentes-, o ese accidente de la naturaleza -para los ateos-) llegó tan lejos como para montar una sonda sobre un cometa, nos resulta aburrido. No se puede comparar con Tinelli, siempre tan ocurrente. ¿Para qué queremos a Carl Sagan si tenemos a la Mona Giménez?

** Igual, en esta página correremos ahora mismo el riesgo de aburrir, repitiendo en poquitas líneas lo que ya se informó. Que la nave Rosetta, que partió de la Tierra hace 10 años, recorrió 510 millones de kilómetros para llegar al cometa ‘Chury’, aparearlo, y descargar sobre él un robot llamado Philae, que clavó sus arpones sobre la roca y está capacitado para tomar muestras, analizarlas y mandarlas a ese remoto terroncito llamado Tierra. Todo esto mientras el Chury, que hace su órbita completa cada 6,55 años y en su superficie hay una temperatura de -53ºC, viajaba a 18 kilómetros por segundo. Piense en un lugar situado a 18 km de donde usted está parado e imagínese llegar en un segundo. Son unos 65.000 kilómetros por hora. No podés viajar sobre él sin despeinarte.

Una sonda nac & pop            

** ¿Y qué anda buscando tan lejos habiendo tanto para ver en tierra firme? Bueno, tomará muestras, hará análisis, y si descubre que las moléculas de agua halladas en el cometa son como las de la Tierra y que el cometa tiene aminoácidos, se confirmará la teoría de que fueron esos cuerpos los que trajeron el agua y la vida a la Tierra. Eso dicen.

Los cometas vendrían a ser como unas grageas que Dios mandó por el universo para fertilizar los planetas, o para traernos ese barro que luego amasó para modelar al ser humano.

** ¿Por qué Cristina no mandó una nave como la Rosetta para explorar el universo? Por varias razones. Primero, ¿para qué viajar tan lejos en busca de cometas, si aquí están a la mano de cualquier funcionario?

Segundo, porque la misión, que ya lleva 20 años de trabajo, va costando 1.620 millones de dólares y a esa guita nosotros se la debemos a los holdouts (buitres).

Tercero, porque eso es lo que invirtió Estados Unidos en la Misión. Acá costaría el triple; dos o tres ‘diegos’ de esa guita irían a parar a la vinoteca de Baez (ex bóvedas); la nave se llamaría Néstor Kirchner y la sonda Máximo; el proyecto tendría más ñoquis que Aerolíneas Argentinas y los científicos no podrían trabajar de saco y corbata sino con chalecos de La Cámpora. El cometa no se llamaría Chury sino ‘Curri’ y sería más ligero.

Gira el mundo, gira               

** En este ‘mondo cane’ donde la única verdad son las tendencias y los gustos masivos, las grandes noticias no siempre son noticias. No vas a comparar una sonda de m… que anda montando cometas para claverles sus arpones, con el casamiento de Insaurralde con la Cirio. (Cualquier asociación de ideas corre por cuenta suya, lector/a).

El mundo está cambiando vertiginosamente, pero en esta columna nos atrevemos a opinar (perdón por la osadía) que ese cambio no obedece a la pelea de Luciana Zalazar con Martín Redrado sino a oscuros y anónimos científicos que andan por allí desmintiendo realidades.

** Por ejemplo. Hasta el pasado mes de octubre se calculaba que existen en el mundo alrededor de 35,6 millones de personas con Alzheimer y que esa cifra se incrementará cada 20 años, por lo que serían más de 65 millones en el año 2030. Pero a partir del presente noviembre sabemos de un nuevo hallazgo mediante el cual, con un análisis de sangre, se podrá determinar si existe en el cerebro una proteína que puede causar la enfermedad, y medicar preventivamente. Detrás del hallazgo está Koichi Tanak, el Premio Nobel de Química 2002.

** El mal de Alzheimer es una enfermedad que provoca una degeneración progresiva del cerebro con afectación de la memoria, la razón, el comportamiento y las emociones. Todos somos sus posibles víctimas, pero de aquí en más podremos saberlo con anticipación y combatir la maldita proteína que nos causa estragos en las neuronas. Significa que quizás en 2030 ya no sean 65 millones los afectados sino muchísimos menos.

¿Has visto que los canales de televisión abierta le dediquen mucho tiempo a esta novedad?

** En otra fecha histórica para la humanidad, te decimos chau, hasta la próxima, si el Altísimo nos sigue dando prórroga.

Lo más leído Ver todas

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player











quienes somos        contacto        publicitar        mapa del sitio

Crespo, Entre Ríos, Argentina
Copyright 2011 - Derechos reservados

noticias   policiales  |  sociales  |  política  |  crespo  |  región  |  deportes
ediciones   resúmen semanal  |  edición victoria-nogoyá
secciones   editorial  |  mangrullo  |  campo nuestro  |  nosotras
otros   clasificados  |  agenda de eventos