más    
 
Lunes 27 de Abril
Edición:
GLOBAL

Cambiar
Paralelo32.com.ar | El semanario de la región
Entre Ríos, Argentina
        Seguinos
 
Mangrullo

23 de Abril de 2015

Mangrullo 18 abril 2015

Por Egidio Luis Jacobi


  Compartir        Imprimir       Enviar Tamaño de letra    


Deseos encontrados                           

** Hace poco leí un razonamiento que me gustaría suscribir como propio, porque así lo creo y probablemente también la mayoría de los argentinos conscientes de cómo funciona el ser nacional. Expresaba algo así:

Esta es una sociedad en la que la gente quiere dos policías, uno que ponga el orden y otro que me de alguna chance; dos inspectores municipales, uno que sancione a los contraventores y otro que me haga la vista gorda; quiere dos políticos, uno que sea serio y otro que le consiga algo de favor; quiere dos códigos de ética, que mi mujer sea casta y pura y que la del vecino sea flexible; quiere dos códigos migratorios, uno que me permita mano de obra barata y otro que los eche de aquí a todos esos que vinieron a invadir. Y están los que quieren empleo, pero no trabajo. ¿Entonces?

** El gobierno nacional se jacta de haber bajado sensiblemente la desocupación. Déjeme decirle que a pesar de toda mi buena voluntad y hasta necesidad, no he podido ampliar el staff de personal de Paralelo 32 y sin embargo estoy pagando un par de sueldos más que hace unos años.

** No es que hoy me levanté con ganas de escribir en primera persona o ventilar situaciones personales. Hablo de mi situación empresarial porque soy mi ejemplo más cercano, aunque estoy enterado que muchos empleadores de todos los rubros de la economía (con algunos hablo frecuentemente), padecen lo mismo en todo el país.

** Un año atrás, cuando ya no había margen para aumentar la presión tributaria llevada al máximo en la Provincia de Entre Ríos, nos volvieron a aumentar los impuestos para poder pagar los salarios estatales (me baso en la confesión de Marcelo Casaretto a una página web de Cerrito) de un personal supernumerario que incluye ñoquis, tallarines, parrilladas y pizzas. En la Nación se crearon un millón y medio de nuevos sueldos (decir puestos de trabajo sonaría irónico y quizás irreal) que también pagamos entre todos.

521 nombramientos por día   

** Desde los años ’90 vengo escuchando que en las gobernaciones, ministerios y secretarías hay tres personas donde alcanzaría con una. Si es así, ¿cuál es el límite?

Hay datos que cuesta un poco más verificar en las páginas oficiales; uno de ellos es que entre 2003 y 2015 los empleos públicos crecieron de 2,2 millones a 3,7 millones. La página del Anses está cuatro años atrasada en este dato estadístico, por lo que no pudimos confirmarlo.

Lo extraoficial indica que en 12 años se sumaron un millón y medio. Un millón de éstos ingresó en los últimos 4 años. Si promediamos los 12 años nos da que fue necesario incorporar 521 personas por día hábil de la administración. Si tomáramos solo los últimos cuatro quizás hubo días en que ingresó un millar, para lograr este promedio.

** Es evidente y archisabido también, aunque no conste en páginas oficiales, que gran parte de este millón y medio responde a los preceptos básicos de La Cámpora, que tienen la misión de ingresar a las reparticiones y controlarlas. _¿Cómo? ¿Se los nombra en jerarquías superiores a sus jefes y funcionarios con responsabilidad?

-- No siempre es necesario.

Quien ingresa a un despacho en nombre de La Cámpora, le basta invocar esa representación para ejercer, de facto, una especie de superioridad jerárquica. Muchos de ellos perciben sueldos de hasta 65.000 pesos.

La escasez así lo demanda    

** Investigadores aseguran que la mayoría de ese millón y medio fueron nombrados por vía de excepción y que así consta en los decretos respectivos. Requieren la excepción porque no reúnen los requisitos de edad, títulos, capacidad, que mandan los artículos 14 y 253 del convenio.

** Son una especie de aquellos decretos de Necesidad y Urgencia de Menem (para quien eran de “Necscscidad” y urgencia). Como necesitamos todos los días 500 a 1.000 chicos y chicas con secundario completo, y no se consiguen porque hace mucho que dejaron de ir a los colegios, tenemos que echar mano de los decretos de excepción. Después de todo el secundario ¿para qué?, no hace falta; lo reemplazamos por conocimientos suficientes para intervenir en los comentarios e informaciones de páginas “contreras” (Facebook, Whatsapp y Twitter).

** Detalle: Los candidatos actuales de la oposición evitan mencionar qué harán con la colonización camporista, que ha puesto bajo control todo el aparato de Estado (ahora también la ex Side) y están en condiciones de no dejar gobernar. Pero hay otras cosas más que los candidatos no atacan, aunque las mencionen, probablemente porque a falta de una posible solución están dispuestos a convivir con el problema, llámese camporización, carteles de la droga, corrupción desmadrada.

La solidaridad de la piñata                 

** Otro punto que se lleva decenas de miles de millones de pesos son los planes sociales, que son 53 y en total y reparten 18,3 millones de subsidios.

Es de buenos cristianos ocuparse de las viudas y los pobres. Hay que reconocerle al gobierno por ocuparse de ellos, pero se observa el problema de siempre; descontrol. Perdón por la comparancia: Para hacer pis en un mingitorio hay que ser cuidadosos porque los azulejos y el piso no están puestos para ese propósito.

** Regalarle turrones a un niño humilde es un gesto hermoso y un deber cristiano; el asunto es que no se los arrojemos a granel desde un tren. Es un error reventar piñatas en las plazas para que el chico consiga un chupetín allí, donde será él y todos los que manotean alrededor.

** Muchos argentinos nativos e inmigrantes cobran de dos o tres planes, legalmente. Sobre esto no hay control ni chequeo de datos cruzados ya que dependen de cuatro ministerios diferentes y del Anses, que carecen de sistemas para verificar todo esto, que desnuda otro problema: Mucha gente para pocas computadoras, vetustas, sin actualización de software, que no están en red, etcétera.

** Es probable que muchos de los que logran beneficiarse pasando por dos o tres cajas diferentes ni siquiera busquen trabajo. Se deduce de las estadísticas, porque los planes son cada vez más. No son cada vez menos. Si la desocupación bajó ¿cómo es que la demanda de planes creció?

** Cuando los subsidiados tienen oportunidad de un trabajo permanente, algunos piden hacerlo fuera de registro para no perder el maná del cielo. Esto no consta en las páginas oficiales pero sí en los testimonios de muchas personas que necesitan gente para trabajar. Si trabajan, aceptan hacerlo en negro, sin aportar a jubilación, la que también habrá que darles graciosamente, sin aportes previos, cuando les llegue la edad apropiada o consigan una junta médica que los declare inaptos para trabajar.

No estamos diciendo nada original. Perdón por aburrir con cuestiones que se repiten diariamente en conversaciones ocasionales.

Que controle Stiuso               

** La fundación Libertad y Progreso (www.libertadyprogresonline.org) analizó el incremento de planes sociales de los últimos años y el dinero que se destina a ello y que, analizándolo bien, no siempre llega al objetivo requerido. 

Un integrante de la fundación, Marcos Hilding Ohlsson, comentó recientemente a radio Continental que “entre todos estos programas hay algunos que son positivos pero no son controlados ni evaluados”, al tiempo que “hay programas clientelares en los que el beneficiario se vuelve dependiente del gobierno de turno”.

** No hablaremos de cantidad de pobres en la alicaída Sojamarca (donde “el yuyo” hoy vale chauchas), para no estigmatizarlos, manteniéndonos fieles a la escuela Kicillofiana. Solo decir que donde hay niños mal alimentados o familias tan desfavorecidas por la vida que no conseguirían trabajo aunque lo buscaran, allí hay que dar de comer, educación y salud, y controlar que se cumpla. Y si otro recibe subsidios para estudiar o enviar a sus chicos a la escuela, que se controle el cumplimiento de sus obligaciones. Ya lo dijo el General, “son todos buenos muchachos, pero si se los controla, mejor”. Y en esta, a control se lo llevaron preso.

** Por último, si el propósito es sinceramente ayudar a los pobres con la mayor eficiencia posible, hay que establecer pronto métodos de contralor. Si en cambio es el de asegurarse tres o cuatro millones de votos, está bien así como está.

Las encuestas y sus métodos

** “Vamos bajando la cuesta, que arriba en mi calle se acabó la fiesta”.

Y si, por estos meses se vive –o algunos pretenden crear esa sensación– una especie de final de fiesta, mientras se habla de bombas y campos minados para los que vienen a la fiesta próxima. Y uno, que no tiene buen pronóstico pero algunas elecciones ha vivido, se pregunta quién puede asegurar que este gobierno se va y viene uno de otro signo.

** Si algún candidato está preocupado por “la herencia” de Cristina, porque las encuestas le traen promesas de sucesión, quizás no debería contar los pollitos antes que se abran los huevos.

A esas encuestas las hacen por teléfonos fijos (de línea). Pocos o ningún menor de 35/40 años tiene un teléfono fijo en su casa, mucho menos la gente humilde, muchísimo menos esas gigantescas barriadas clientelares donde habitan cientos de miles de personas sin otra comunicación que el teléfono celular.

** De los que continúan aguantando en casas de familia el teléfono de línea, solo el 30% responde las encuestas telefónicas y se supone que, los que lo hacen, están involucrados en alguna campaña o son afiliados a algún partido. En conclusión. Esas encuestas distorsionan porque alcanzan mayormente a un segmento socioeconómico medio y alto, y un segmento etario de 35/40 años en adelante.

Estrategias                 

** Algunos pronosticadores también subestiman la estrategia electoral del oficialismo, de mandar a las PASO a todos los candidatos capaces de juntar votos, aunque sean pocos, que finalmente le sumarán al partido y específicamente al candidato que gane esa primera instancia. Ejemplo: En Salta los votos de Romero se sumarán a Urtubey. En Entre Ríos el FPV tendrá mínimo tres candidatos a la gobernación.

** Cada uno de esos candidatos es una fuerza que sale a trabajar a la calle. Salvo excepciones, en las provincias la oposición no ha sido capaz, hasta ahora, de estrategias electorales similares. Acuerdan internamente, van con un solo candidato a las Paso, y los que se sienten excluidos se repliegan, no trabajan más.

** La psicología política ayuda a instalar la imagen de un candidato; la estrategia define. A seis meses de las generales, todavía se observa un final abierto; no se sabe si los que están deben hacer las valijas o los que vienen tendrán que volverse con ellas.


Lo más leído Ver todas









quienes somos        contacto        publicitar        mapa del sitio

Crespo, Entre Ríos, Argentina
Copyright 2011 - Derechos reservados

noticias   policiales  |  sociales  |  política  |  crespo  |  región  |  deportes
ediciones   resúmen semanal  |  edición victoria-nogoyá
secciones   editorial  |  mangrullo  |  campo nuestro  |  nosotras
otros   clasificados  |  agenda de eventos