Viernes 27 de Mayo
Edición:
GLOBAL

Cambiar
Paralelo32.com.ar | El semanario de la región
Entre Ríos, Argentina
        Seguinos
 
Mangrullo

19 de Mayo de 2016

Mangrullo 14 mayo 2016

Por Egidio Luis Jacobi


  Compartir        Imprimir       Enviar Tamaño de letra    


Leoncio y compañía

** Promedia la tarde y el sol venció la masa impenetrable de nubes arreadas por un Niño como manada de ovejas, que desde hace un tiempo se empecina en mezquinarnos su luz de vida. Don Leoncio acaba de asomarse por la ochava de Esperanza y Amistad, portando nuevamente, tras el forzado receso de verano, su canasta de quesos y de salames que fueron embutidos al amparo de los primeros fríos otoñales. Pero había algo más. Un perro ratonero le seguía los pasos, cabeza erguida, no como quien rastrea el aroma de algo que huele a almuerzo, sino con un trote distendido a la par del homo sapiens, atento el animal, como si tuviera responsabilidades en esta gira peatonal.

** --M. Gusto en saludarlo don Leoncio. ¿Siempre tuvo perro o adoptó?
_L. Ni una cosa ni la otra. Se ve que el callejero andaba solo por la vida, decidió adoptar a un humano y caí yo. Ya tomó tanta confianza que decidió acompañarme cuando salgo a vender. Es como si quisiera colaborar ¿vió?
--M. Sí, o cuidarlo, o solo estar cerca de usted. Así son de agradecidos. ¿Ya le puso nombre?
_L. La Violeta le puso Antonio, porque le recuerda a un tío de ella que siempre caía al patio como de casualidad a la hora de comer.
--M. ¿Mal bicho el hombre?
_L.  No, de ninguna manera, tío Antonio venía porque se sentía querido por nosotros y para mí no había nada más lindo que compartir un guisito con esa especie de padre y amigo que era él.

Menú de góndola

** --M. ¿De qué raza es Antonio?
_L. Es un Delmont. (Viejo chiste para decir que es un mestizo “del montón”)
--M. ¿Y qué le da de comer a Antonio?
_L.  Mire, si me va a someter a un interrogatorio por lo menos me hubiera invitado a sentarme. ¿Estoy imputado en algo?

** --M. No lo tome así, hombre. Es que estuve leyendo un par de informes sobre lo que realmente son los alimentos secos y húmedos para mascotas y me dieron pena estos animalitos. Les acortamos la vida dándoles cualquier cosa saborizada.
_L. ¿Y usted que esperaba? Si le meten cualquier verdura a las salchichas que comemos nosotros, y hasta se sospecha de la carne para hamburguesas de esa hamburguesería con nombre de tío Pato, ¿por qué iban a tratar mejor a los animalitos?

** --M. Y sí, tiene razón. Para gatos, por ejemplo, se fabrican también alimentos húmedos envasados. Usted los abre y le dan ganas de meterle tenedor por lo bien que huelen, a pollo, carne, sardinas, pavo o salmón, y los felinos se vuelven adictos a esos olores. Pero no encontrará en el país un solo pavo que tema ser sacrificado para eso, y mucho menos un salmón.  Con el pollo es más fácil; harina de vísceras, plumas, y si las palomas tienen olor, ¡adentro mi alma!

Antecesores carroñeros

** _L. Vea Mangrullero, si uno bien lo piensa, peor comían los perros antes, porque también se prendían a la carroña si se presentaba la ocasión.
--M.  Si, pero la carroña era gratis. Acá le venden carroña Premium y hay que pagarla como si fuera pulpa de salmón fresco con agregado de finas hierbas y vitaminas de alta pureza. Usted nunca va a saber si no es un fondo de silos bien molido, colorido y perfumado. ¿Escuchó alguna vez a la federación de frigoríficos de pollos, o la federación de frigoríficos de vacunos, decir que siquiera el 1% de su faena va destinado al consumo de mascotas?

** _L. No sé qué decirle, mire. Nosotros le damos al Antonio las sobras de la comida. Nos pusimos de acuerdo con los vecinos para que nos manden las de ellos ¿vió?, porque nosotros somos jubilados. 
--M. Muy buen chiste, pero estoy seguro que alguna bolsita de alimento industrial le compra.
_L. Sí, claro, pero tampoco creo que la comida tenga mucho que ver con la salud de nosotros y la de los perros.

** --M. ¡Elemental Leoncio!, ¡Claro que tiene que tiene mucho que ver!
_L. No se confíe; hay mucho mito. Siendo gurises nos hacían comer mucha zanahoria para ser sanos de la vista; que los conejos tienen una vista potente y velocidad para correr porque comen zanahoria; y dale con eso. ¿Alguien vio alguna vez un conejo en el campo comiendo zanahoria?

Cuestión de dar y recibir

** --M. Mientras usted me hace chistes malos en nuestro país se consumen 1,35 toneladas de alimentos para mascotas por minuto. Se calcula que hay entre 9 y 11 millones de perros y 4 millones de gatos y gran parte de ellos se alimentan de esta forma tan cómoda para sus amos. El año pasado, entre los perros y gatos que tienen amos con capacidad adquisitiva consumieron 612.239 toneladas.

** _L. ¿Antonio estará en esa estadística?
--M. En esa seguro que no don Leoncio, pero forma parte de otra estadística en la que los números carecen de significado; la del amor. Antonio me confirma que usted es todavía mejor persona de lo que yo y los lectores pensábamos. Y sepa que el perro que fue víctima del desamor, abandonado, y encontró quien lo cobije, es capaz de amarlo más de lo que usted se ama a sí mismo. Y no debemos simplificar las cosas pensando que solo se arrimó a su casa por comida. Tal vez sí, tenía hambre, pero solo iría a buscarla donde hubiera gente buena, incapaz de tratarlo mal.

** _L. Claro que no, ¿por qué maltratarlo, animalito de Dios?
--M. Ellos, como nadie, saben mirarnos a los ojos y leer en la profundidad de nuestra conciencia. Usted mismo lo dijo, fue él quien lo adoptó, porque de lejos lo intuyó sensible, y tenga por seguro que su fidelidad se prolongará hasta más allá del último día de su vida. El perrito se alegrará con sus alegrías y lo entristecerán sus tristezas, y aunque llegara un oscuro día en que usted ya no pueda reconocerlo, no se moverá de su lado y hasta deseará tener un par de manos para alcanzarle el vaso de agua.
_L. (se emociona un poco acariciándole la cabeza) Es un animalito muy cariñoso.
--M. Ellos solo dan lo que reciben, don Leoncio.

¿Once ceros es mucho?

** Fuentes generalmente sospechadas, aseguran que el indio Patoruzú vive en Miami, rodeado de bóvedas con guita pero está muy “de plumas cáidas”, con la tristeza irremediable de haber vendido toda la heredad de su padre a don Lázaro Báez. Todas sus estancias patagónicas, incluida esa especie de superpingo llamado Pampero, son propiedad del testaferro K, que hoy escribe su propia historieta. 

** Otras fuentes, cuyas versiones poco a poco van siendo confirmadas por la justicia (que es lenta y algunos creen que ese es su único mérito), calculan que la plata que esta banda hizo desaparecer de las arcas del Estado supera ampliamente los 100 mil millones de pesos (hay 11 ceros en esta cifra). El primero en decirlo fue Fariña y lo está comprobando la justicia. 

** Si es así, hagamos un ejercicio de memoria para no perder la noción de cantidades, con tantos ceros. Cuando los productores de soja de Entre Ríos terminaron de sembrar, fertilizar y controlar la sanidad de los cultivos; el total de ese gasto para cubrir la provincia con soja fue de 8.000 millones de pesos. Es la suma de dinero que evadió otro ex amigo del ex poder: Cristóbal López. Y no representa más del 7 u 8% de lo que se estima que se llevó la banda del testaferro Báez, que no es el único que tiene causas abiertas por llevarse lo que es de todos nosotros. 

Cada cual con su mochila

** Esta semana los investigadores se encontraron con que el ex jefe de Vialidad de Santa Cruz, Sandro Férgola, que fue nombrado por Kirchner en el cargo cuando aún soñaba con ganarse alguna quiniela para comprar un departamentito; es hoy otro multimillonario con campos en tres provincias. Este sujeto era el que tenía que controlar si las empresas de Báez hacían bien o mal las cosas, o si las hacían. 

** Para aquel funcionario, firmar todo sin controlar nada le significó ascender al tercer cielo de los afortunados. Hoy es un próspero empresario dueño de por lo menos seis establecimientos agropecuarios ubicados en Córdoba, Formosa y San Luis. Cuando uno piensa que esas son tan solo las migas que cayeron de la mesa de la banda de Báez, da escalofríos. ¿Cuánta tramoya queda aún por descubrir en Sojamarca?

** Claro que los sojamarquinos tenemos nuestras propias urgencias y no creemos que el escándalo de Santa Cruz nos cambie la vida. Por eso lo asumimos como una serie de televisión o como una película documental, que la miramos mientras viajamos sobre el tren de nuestras realidades cotidianas y pensamos en qué hacer con los días del mes que le sobran a nuestro sueldo, como dijo don Leoncio en una de sus ocurrencias.

** Chau. Dejo al pie un ramo de blancas azucenas para las damas sensibles.

Lo más leído Ver todas









quienes somos        contacto        publicitar        mapa del sitio

Crespo, Entre Ríos, Argentina
Copyright 2011 - Derechos reservados

noticias   policiales  |  sociales  |  política  |  crespo  |  región  |  deportes
ediciones   resúmen semanal  |  edición victoria-nogoyá
secciones   editorial  |  mangrullo  |  campo nuestro  |  nosotras
otros   clasificados  |  agenda de eventos