más    
 
Viernes 31 de Octubre
Edición:
GLOBAL

Cambiar
Paralelo32.com.ar | El semanario de la región
Entre Ríos, Argentina
                Seguinos
 

04 de Agosto de 2012

Apuntes anecdóticos de “la Crespo” de ayer

Por Mario Wagner



  Comentar (1)        Compartir        Imprimir       Enviar Tamaño de letra    


A raíz de que mi padre resolvió llevarnos nuevamente a vivir al campo tras haber vivido un tiempo en el Barrio San Lorenzo de Crespo, adquirió algunas hectáreas sobre el camino viejo a Colonia Merou (actual Granja Recriavi del Grupo Motta). Desde el año 1954 comencé a asistir a la escuela Nº 54 “Tomás Guido” de Crespo, cambio de escuela que se justificaba por una mayor cercanía, ya que debía trasladarme a caballo, recorriendo siete kilómetros de ida y otros siete de regreso diariamente. Este trayecto se convertía en una aventura diaria, ya que se producía el encuentro entre una legión de gurises de la zona, que convergíamos en el “camino del medio” hacia el pueblo.

 Niñas y niños de las familias Dietrich, Laste, Schmidt, Ferster, Barón, Khin y Wagner, nos divertíamos en una especie de recreo anticipado, arriba de nuestros respectivos pacientes y mansos caballos. Charlas, chistes, cargadas, y generalmente al regreso, donde los pobres animales estaban ansiosos por volver a casa, se producían las picadas o carreras hasta la primera curva del camino. Allí me destacaba, saliendo en punta con mi “pangaré”, un flete acostumbrado a correr carreras cuadreras con su anterior dueño y el hecho de que montaba solo, mientras que los demás cargaban con la desventaja de ir con una de sus hermanas a cuestas sobre el caballo. Rodadas y caídas se produjeron varias, pero siempre con la buena suerte de salir ileso.

Aquellos barrios  (1955/56)

A fin de bosquejar a fuerza de memoria el panorama que presentaba Crespo por aquel entonces, recuerdo que atábamos los caballos al alambrado del terreno que hoy ocupan las viviendas de Fermín Waigel, del doctor Pagnanelli y de ‘Choli’ Miranda, sobre la calle Güemes, al fondo de la Escuela Nº 54 (a una cuadra de la céntrica Plaza Sarmiento), casi toda esa cuadra la ocupaban nuestros mancarrones, entre ellos un sulky de dos varas y un caballo, de los hermanos Dionisio y Julio Folmer (Dionisio es el actual Escribano Folmer).

Solíamos encontrarnos a la salida con la ingrata sorpresa de que alguno de nuestros pingos se había “pelado” el freno y pastaba por algún lugar cercano, entre las pocas casas que había en la zona este de la Villa, lo cual requería de una solidaria búsqueda entre varios compañeritos hasta localizar al fugitivo.

Continúo con el relato, porque el cambio de estacionamiento se produjo cuando se iniciaron las construcciones de casas en ese lugar, por lo tanto el nuevo sitio usurpado por los “Jinetes del Apocalipsis” fue sobre la calle Dorrego, actual tienda de los Hnos. Jacob y la Mueblería Dorrego. Este baldío cercado  servía a estos fines, por su cercanía a nuestra escuela. Pero el avance urbanístico de Crespo seguía expulsándonos, al año siguiente también allí comenzaron a edificar.

Esta vez la cosa se complicó bastante porque debimos guardar nuestras cabalgaduras en el patio del almacén y bar de Don Jerónimo Ulrich, quien nos cedía espacio en su amplio patio y permitía que bajáramos nuestros aperos en caso de lluvia y los guardáramos en un galponcito del fondo. Este lugar se situaba frente a la Iglesia San José, sobre calle 9 de julio. Desde allí la patota campesina hacía las ocho cuadras caminando hasta la Escuela Nº 54.

El acceso Norte a Crespo

Para seguir pintando el paisaje del Crespo de aquella época, sigo contando que el actual acceso Norte era un callejón profundizado por la erosión provocada por toda el agua que bajaba de la población, desembocando en el arroyo que pasa por lo que hoy es el Parque del Lago. Lógicamente no existía todavía el pavimento de la actual ruta Nº12. Así que cuando llovía mucho, la calzada del arroyo se cubría de barro y agua, de tal profundidad que imposibilitaba el paso con carros o cabalgaduras, por lo cual debíamos hacer un rodeo por la calle detrás del Castillo Alemán de ahora, hasta tomar la “calle fiera” que le llamaban, que pasaba por frente al actual  parque de reciclado de residuos, y retomábamos por calle Misiones hasta la 9 de julio hacia el centro de la aldea.

Este callejón por donde hoy disfrutamos el hermoso Parque Centenario (o del Lago), comenzaba en las dos últimas casas de la aldea, a la derecha de la familia Güttlein y a la izquierda de la familia Eberle. Antes de llegar al cañadón había matorrales de plantas de tuna; cuando sus frutas maduraban, pasaban a formar parte de nuestras aventuras del viaje de regreso. Al venir dejábamos entre las plantas unos trapos que traíamos de nuestras casas, y al volver arrimábamos con los caballos para arrancar las frutas, pero cubriéndonos las manos con aquellos trapos, porque las espinitas de las “dulces tunas maduras” se oponían a un destino de digestión. Pero el hombre, cuando algo le apetece siempre le encuentra la vuelta para darse un banquete, y los chicos de aquel mundo sin golosinas sabíamos ingeniarnos para endulzarnos la tarde.




  deja tu comentario  
Nombre
Correo electrónico
Comentario

Ingrese el código   m29yr5sq  

Comentarios 1 comentarios
delia beatriz jacob escribió: 17.08.2012
me encantaron tus anectodas y el recuerdo de tantas familias y la forma en que se desplazaban a la escuela.yo daba clase en el querido colegio Sagrado Corazon y muchos de mis alumnos venian a caballo y nunca faltaban a clase y jamas los oi quejarse. vivo en rosario y soy hija de inocencio jacob el ladrillero. soy psicologa y mi hermana tita abogada y siempre vamos a crespo y no te rias nos perdemos pues esta bellisima y muy extendida.todo eso que contas es parte de nuestra riqueza espiritual y de nuestra alegria..gracias


Lo más leído Ver todas

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player











quienes somos        contacto        publicitar        mapa del sitio

Crespo, Entre Ríos, Argentina
Copyright 2011 - Derechos reservados

noticias   policiales  |  sociales  |  política  |  crespo  |  región  |  deportes
ediciones   resúmen semanal  |  edición victoria-nogoyá
secciones   editorial  |  mangrullo  |  campo nuestro  |  nosotras
otros   clasificados  |  agenda de eventos