más    
 
Viernes 24 de Octubre
Edición:
GLOBAL

Cambiar
Paralelo32.com.ar | El semanario de la región
Entre Ríos, Argentina
                Seguinos
 

La escuela de arte que hoy se llama IMEFAA

Como parte y autora del proyecto, Amalia Saluzzio, habla de esta iniciativa para conservar nuestras tradiciones. • Una historia nunca contada de la que fueron parte docentes que aprendían a bailar folclore.

.............................................................................................
CRESPO  13 JUL 2012 | 06:51

  Comentar (0)        Compartir        Imprimir       Enviar Tamaño de letra    

Amalia Saluzzio Foto: Paralelo 32

Crespo- El 15 de julio se cumplen 25 años de la creación del actual Instituto Municipal de Expresiones Folclóricas Artesanales y Artísticas. Una fecha que tiene gran significado para nuestra ciudad y quienes tienen la posibilidad de disfrutar de las distintas disciplinas que alberga esa casa de educación artística que hoy cuenta con edificio propio.

Amalia Saluzzio de Coronel, parte y autora del proyecto que marcó el inicio de la institución relató a Paralelo 32 cómo fue su origen.

“Un grupo de docentes, entre las que estábamos Pitty Soria, yo, Silvia Speght, una profesora de música de la Escuela 54, aprendíamos a bailar folclore en las ex instalaciones del club Unión en calle San Martín – relató la entrevistada-. El bailarín que teníamos era mi hijo Mariano. Tratábamos de juntar gente porque pagábamos a una profesora del IDAF que venía de Cerrito, y a fin de año rendíamos examen. Un día –recuerda- pasa Sara Goldemberg, que en ese momento trabajaba en Cultura, nos vio limpiando el lugar para dar las clases y nos ofreció ensayar en la Municipalidad. Fue un ofrecimiento hermoso y aceptamos” - relata.

A partir de entonces surge el contacto con Luis Minaglia quien venía a dar clases de teatro. “Nos comentó sobre lo interesante que sería crear una escuela de arte para conservar nuestras tradiciones –cuenta Amalia-. A eso apuntamos, cosa que por ahí se ha ido devaluando con el tiempo porque se incorporaron clases como pilates, ritmo latino, que son actividades que no están dentro de nuestro folclore; en una época hubo una sala de cómputos” – se lamentó.

El proyecto

Amalia recuerda que fue Luis Minaglia quien le enseñó cómo hacer el proyecto. “Lo elaboré con muchos programas de las distintas actividades que se podían desarrollar y lo elevamos al Concejo Deliberante. Pero a la vez le hicimos llegar una nota al intendente de ese momento, Héctor Seri, a quien le agradó y nos pidió que insistamos con los concejales para que se apruebe. Con Cori Gareis y Pitty Soria trabajamos muchísimo para lograrlo” -afirma.

“A la vez, por idea de Cori, que tenía sus hijos tomando clases de guitarra con Mary Brambilla, la invitamos a ella también a sumarse para enseñar en lo que era la Escuela Municipal de Expresiones Artesanales y Folclóricas Lazos de Amistad” –recuerda la entrevistada.

Después de sucesivas reuniones con los concejales de entonces se logró su creación y fue cedida la vivienda de calle Urquiza, por entonces empleada como depósito municipal, para su funcionamiento. “Con la colaboración de los padres limpiamos, pintamos el lugar y logramos que nos arreglen algunas cosas”. Recuerda que otro logro fue la contratación de un profesor de cerámica de Paraná, Don Carlos, quien vino a dar clases a jóvenes y adultos. “En ese momento –cuenta- se sumó muchísima gente a la escuela y después incorporamos a Cuca Oriol para dar guitarra por nota. Esos fueron los tres primeros profesores que tuvimos en la parte de folclore, que no era danza, porque en danza nunca se lograba continuidad”.

- Hoy, 25 años después ¿cuál es el aporte de Imefaa a la ciudad?

- A Crespo culturalmente le dio un espaldarazo muy grande. Me extraña que en la parte musical se haya perdido tanto. Por todos lados surgen nuevos folcloristas, acá surgían chicos con talento y tendrían que ir surgiendo nuevos. Es una pena, no se ven más grupos de folcloristas que se formaban para las competencias, como que se diluyó esa participación. Lo mismo en la parte de danzas folclóricas, tampoco se ve.

Las grandes movilizaciones de gente se dan cuando los hijos y los nietos participan. Esa es una movida muy importante que hizo de comienzo la escuela y ya en el tercer año había alrededor de 300 alumnos en las distintas disciplinas.

En los comienzos, con los chicos que estudiaban guitarra se formaban grupos de música, Crespo llegó a tener muchísimos grupos musicales cantando folclore. Ellos encontraban un estímulo muy importante para organizarse y participar en la Fiesta del Gurí Entrerriano, y después se consolidaban. Los incentivábamos llevándolos a Paraná, Diamante, los pueblos de alrededor. Donde había una peña estaban los diferentes grupos, rotando una vez unos, otra vez otros. Después fueron cambiando las cosas.

Fuimos en dos oportunidades representando a la provincia de E. Ríos a la Cumbre, Córdoba, al Encuentro Nacional de Folclore de donde salió Soledad Pastorutti. Fuimos a Salta, La Rioja, a Córdoba capital, a Laboulaye, a Buenos Aires donde los chicos fueron a un ensayo y bailaron con el ballet nacional, vieron una orquesta de tango en el teatro Alvear y bailaron tango en Caminito. Son recuerdos hermosos.

La comunidad de Crespo encontró en esa escuela un lugar para cultivar las artes y desarrollar la cultura; hicimos la familia, porque los padres participaban. Sin ir más lejos, cuando se creó la Guardia de la Ciudad en IMEFAA, padres de otros grupos trabajaban para juntar dinero y comprar zapatillas a los chicos que no podían comprarlas por sus propios medios. El calzado era un elemento de uso personal. La ropa no, pertenecía a la ciudad. Hoy, a la distancia, todavía siento la pérdida de la Guardia, era algo muy lindo, vistoso y le daba jerarquía a todos los actos.

- Alguna vez se pensó que los alumnos deberían tener una capacitación profesional. ¿Por qué nunca se pudo concretar a través del Consejo de Educación?

- Era muy difícil. Fui muchas veces al Consejo de Educación, incluso se había creado en ese ámbito la educación artística no formal. Fui, siendo directora de IMEFAA durante seis años, hablé hasta con la presidente del Consejo y siempre prometían pero nunca pudimos avanzar. Es una deuda pendiente que siento.

En folclore y guitarra estaban todos los programas; en cerámica y tejido también.

- ¿Qué expresión de deseos le merece este aniversario?

- Por lo que recuerdo desde mi humilde lugar como creadora de lo que hoy se llama IMEFAA, autora del proyecto, quiero desear muy feliz cumpleaños a todos los que han estado y están; ojalá que siga creciendo. Siempre fue un ejemplo porque han venido de otros lugares a ver lo que era la escuela para crear una similar. Finalmente tengo un gran anhelo, quiero pedir que se mire un poco las raíces para que no se pierda de vista el objetivo por el que fue creado.


  • Facebook
  • Comentarios
Nombre
Correo electrónico
Comentario

Ingrese el código   433541  


El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player













quienes somos        contacto        publicitar        mapa del sitio

Crespo, Entre Ríos, Argentina
Copyright 2011 - Derechos reservados

noticias   policiales  |  sociales  |  política  |  crespo  |  región  |  deportes
ediciones   resúmen semanal  |  edición victoria-nogoyá
secciones   editorial  |  mangrullo  |  campo nuestro  |  nosotras
otros   clasificados  |  agenda de eventos